Decorar las Mesas de Centro

9 Ideas para Decorar las Mesas de Centro

Mesas de Centro

Las mesas de centro son los muebles más funcionales del salón, son elementos muy prácticos que nos sirven para dejar aquellas cosas que utilizamos frecuentemente como el mando de la televisión, el móvil, tu libro favorito, un vaso de agua, un sabroso aperitivo, etc.

Además de ser un mueble muy práctico, también es un espacio ideal para decorar nuestro salón. Debido a su carácter funcional es necesario no saturarla con demasiados objetos, dejando el suficiente espacio libre para que pueda cumplir con su función.

Decorar las Mesas de Centro

La mejor combinación de utilidad y decoración para tu salón

Una de las primeras cosas en las que nos fijamos al entrar en un salón son las mesas de centro. Son el principal foco de atención, y por ello debemos prestar especial cuidado en su decoración.

Al mismo tiempo son un elemento muy funcional, y por ello es necesario encontrar el punto de equilibrio entre lo que ponemos y el espacio libre que dejamos para poderla utilizar cómodamente.

¿Cómo decorar las mesas de centro?

Crear una composición equilibrada es la clave del éxito a la hora de decorar las mesas de centro, y para ello hemos de respetar los espacios vacíos que siempre vamos a necesitar.

1.- Jugar con las alturas

Las mesas de centro son bajas, lo que nos permite añadir elementos con cierta altura para crear movimiento. Las plantas y flores, así como las velas y los farolillos son perfectas para este propósito.

Agrupando elementos de varios tamaños (3 velas de diferentes alturas) creamos un efecto de movimiento al espacio. Recuerda siempre el no poner algo demasiado alto que obstaculice la visión a la hora de ver la televisión.

2.- Selecciona un elemento principal

Elige un elemento principal que actúe como punto focal, un objeto grande que destaque sobre los demás. Colócalo en un lado de la mesa, y coloca el resto de las piezas en torno a este punto principal. Un jarrón con flores, o una planta pueden ser dicho elemento.

3.- Ten en cuenta la forma y el tamaño de la mesa de centro

No es lo mismo decorar una mesa de centro grande que una pequeña, de la misma manera que tampoco es lo mismo una mesa cuadrada, que una rectangular, o una redonda.

Si es grande puedes jugar con elementos de mayor tamaño y altura, sin embargo si es pequeña un objeto muy grande descompensará la decoración, haciendo aún más pequeña la mesa.

4.- “Menos es más” – Coco Chanel

Abarrotar el espacio con cosas innecesarias transmite desorden. Además, nos impide disponer del espacio necesario cuando lo necesitamos. Es preferible tener una mesa de centro que se vea vacía, a tenerla repleta de trastos. Si tienes varios mandos a distancia guardalos en una bonita caja, de esta manera los tendrás a mano, pero recogidos en un elemento decorativo.

¿Qué se puede colocar en una mesa de centro?

Al tener un carácter funcional, es preferible colocar objetos útiles y que utilizamos frecuentemente.

1.- Utiliza las bandejas en las mesas de centro

Las bandejas son uno de esos elementos muy prácticos para colocar en una mesa de centro. Por un lado son muy decorativas, y por otra parte son muy prácticas para colocar unas copas de vino, una deliciosa comida, un aperitivo, etc. Mientras no las utilizamos decoran nuestra mesa, y a la hora de necesitarlas nos permiten colocar y retirar cómodamente las tazas de café, los vasos, etc. Además nos ayudan a proteger la mesa de centro del deterioro que pueden generar estos elementos.

2.- Dale un toque de luz especial

Las velas, los candelabros, así como los farolillos son ideales para colocarlos en las mesas de centro. Además de ser un elemento decorativo extraordinario, nos permiten generar una atmósfera de luz muy especial en nuestro salón, permitiéndonos crear ambientes relajantes e íntimos.

3.- Un toque natural

Las flores, las plantas, y los ikebanas siempre son un gran recurso para decorar, aportando un elemento vivo al ambiente. Nos aporta frescura, y nos permite jugar con las alturas, los colores, y las texturas.

4.- Elige un objeto especial

Si quieres que tu mesa de centro tenga un aire más personal, busca algún objeto que te apasione, algo fuera de lo normal. Puedes utilizar un objeto personal al que le tienes mucho cariño, algún recuerdo de un viaje, o algo significativo. Sé original, y sobre todo que sea algo que refleje tu personalidad.

5.- Deja espacio

Deja espacio para poder poner en un momento dado el libro que estás leyendo, el móvil, o cualquier otra cosa que estas utilizando y necesitas tener a mano. Recuerda, las mesas de centro son un elemento funcional, y hemos de dejar el espacio necesario para que puedan resultar prácticas y cumplir con su misión.

Esperamos que estas ideas y sugerencias te sirvan de inspiración para decorar tu mesa de centro para que quede equilibrada, preciosa, y resulte práctica.